Hacia un sistema financiero más verde

Hacia un sistema financiero más verde

Hacia un sistema financiero más verde

En el año 2015, siendo una persona a la que le gusta estar al tanto de las diversas actividades políticas y económicas, a menudo me confundían con el término ‘Finanzas Verdes’. Además, el uso excesivo de este término en el G20 me empujó a aprender más sobre él y brindarles una comprensión también.

Las finanzas verdes se pueden describir como un término general que se refiere a los cambios en los flujos financieros que se requieren para respaldar proyectos que no solo ayuden al medio ambiente sino también a la sociedad. La contaminación, la calidad del aire, la calidad del agua, las emisiones de gases de efecto invernadero, la eficiencia energética y las energías renovables son ciertos géneros que están cubiertos por las finanzas verdes.

Para cumplir con la meta ambiciosa del tratado de París, es importante alinear el crecimiento verde y el sector financiero. Si hablamos de finanzas verdes a largo plazo, deberíamos estar felices de saber que tiene amplias oportunidades para inversiones rentables en economías desarrolladas y en desarrollo. Invertir en economía verde marcará el rumbo de las huellas de carbono. La única necesidad en este momento es un cambio radical en la ecologización del sistema financiero. Existe una creciente conciencia en el sistema financiero relacionada con los riesgos de sostenibilidad, las oportunidades comerciales y las preferencias cambiantes de los clientes. El gobierno ha suavizado estos desarrollos a través de hojas de ruta nacionales, lineamientos sectoriales y señalización de políticas. La economía está presenciando un impulso competitivo entre los centros financieros y las empresas por el liderazgo en finanzas verdes.

Una financiación verde aceptada siempre constituirá una proporción adecuada de acción política y mercado. A continuación se presentan ciertas acciones que pueden ser útiles para una acción de mercado efectiva:

Conectar el análisis de riesgos ambientales con las actividades comerciales centrales

Retroalimentar el proceso de políticas

Impulsar el análisis de riesgos ambientales

Anclar la sostenibilidad y

Controlar la tecnología financiera para fortalecer la demanda minorista.

Las autoridades deberían poder diseñar políticas efectivas para minimizar las fallas del mercado y crear condiciones que ayuden al crecimiento de las finanzas verdes. Además de usar paquetes de políticas con la política fiscal y las reformas ambientales, debe haber una participación para apoyar la ecologización de los mercados financieros con opciones tales como:

Respaldar las disposiciones de datos y el desarrollo de capacidades

Usar los medios públicos limitados de manera efectiva, y

Crear un sistema inteligente y bien organizado sistema incentivador.

Después del gobierno, los bancos multilaterales de desarrollo y los bancos financieros internacionales también tienen un papel importante que desempeñar, con opciones como:

Racionalizar las estructuras de gobierno y las carteras de acuerdo con el acuerdo de París

Usar métodos para fortalecer las pautas ambientales, y

Promover el desarrollo del mercado financiero y llenar los proyectos en cartera.

Desde el tratado de París, las empresas han iniciado esa racha de competitividad en varios niveles del sistema financiero. Los centros financieros globales como Londres, Shanghái o París se están preparando como centros financieros verdes globales, esto y muchos más para atraer a empresas especializadas. Diseñar sistemas y políticas de mercado inteligentes para maximizar los efectos positivos a largo plazo puede ser un enfoque sólido para ampliar las finanzas verdes.

Los países en desarrollo encuentran grandes brechas de inversión y reciben una pequeña parte del flujo financiero verde. Este es el caso cuando estas economías en desarrollo ofrecen enormes oportunidades para la inversión verde a largo plazo en áreas como el transporte, la agricultura, la infraestructura y la energía. Hay una serie de países en desarrollo que anuncian hojas de ruta de bonos verdes, destacando el potencial de las finanzas verdes. Sin embargo, es necesario comprender los diversos efectos de una versión actualizada del análisis de riesgos ambientales para gestionar las posibles implicaciones de la política de desarrollo. El medio ambiente de la ONU está desarrollando una gama de opciones para aprovechar al máximo las actividades combinadas de finanzas verdes y desarrollo sostenible.

Leave a Reply

Your email address will not be published.